Un equipo profesional de eSport visto desde adentro

Un equipo de eSport no es un grupo de geeks que se sientan frente a la computadora por horas para jugar en línea. Conoce desde adentro un equipo profesional de eSport.

El próximo 29 de agosto se celebra el “Día del Gamer”, tras una iniciativa que partió de las revistas especializadas en el sector

¿Jóvenes, desocupados y despreocupados? Si esa es la etiqueta que sigues poniéndole a los gamer, estás a mil millas de la realidad. Abre los ojos y mira a tu alrededor.

¡Y qué decir de los equipos! Olvídate de la idea de un grupo de jugadores que pasa el día comiendo pizza y mal vestido frente a una laptop. Es algo mucho, pero mucho más serio.

Acer presenta sus nuevas notebooks gaming Predator Triton y Helios

Un equipo tiene detrás toda una empresa y, para hacerse respetar, el trabajo de cada uno de sus integrantes debe ser tan serio y dedicado como el de un team All-Star.

“La naturaleza del deporte electrónico se centra en la competición. Desde el momento en el que un gamer decide profesionalizarse, deberá competir en torneos y ligas de eSports para ir sumando puntos y dándose a conocer hasta llegar a lo más alto del ranking.

Como cualquier otra competencia deportiva, el jugador debe prepararse física y mentalmente, así como llevar a cabo entrenamientos específicos.

De allí la importancia de contar con un equipo de especialistas que le ayuden en su desempeño”, afirma Eduardo Ku Bustios, CEO de Thunder Awaken Esports, donde está Thunder Predator. equipo peruano que recientemente se llevó a casa 25 mil dólares por su participación en el torneo Singapore Major de Dota 2.

Estructura de un equipo de eSport

El primer departamento de todos, el administrativo, debe de estar dirigido por el director del club (CEO), la máxima autoridad del equipo (o empresa).

Entre sus responsabilidades, informar de los objetivos, gestión y logros de la empresa; tomar decisiones sobre la estrategia empresarial; tomar decisiones organizativas y cumplir con funciones de líder como motivar y asesorar a los miembros del equipo.

Por su parte, el departamento de mercadeo tiene bajo su ala la publicidad y patrocinios, parte importante de los ingresos.

Estos profesionales son los que se encargan de la relación con las marcas, e intentan obtener productos esenciales para los jugadores como son sillas, periféricos o equipos mediante patrocinio.

El área deportiva se encarga de gestionar los equipos y las competiciones. Este departamento está formado por el director deportivo, quien gestiona a los equipos y a sus respectivos managers, encargados del presupuesto y atender a las necesidades de los jugadores.

Los equipos cuentan con su propia estructura: entrenadores de juego, jugadores, entrenadores físicos, analistas, psicólogos, dietistas y fisioterapeutas.

Estos tres últimos son indispensables para cualquier equipo profesional, ya que los jugadores son demasiado jóvenes y pueden necesitar una disciplina de alimentación o ayuda psicológica.

No puede faltar el departamento de comunicación, responsable de dar a conocer al club y potenciar sus estrellas.

Redactores, diseñadores y profesionales de las redes sociales tienen a su cargo la creación de contenidos para conseguir más seguidores y proyectar una buena imagen de marca tanto del equipo como de cada uno de sus miembros.

Jugar, una cosa muy seria

“El desempeño y la seriedad de un equipo son factores clave para que las empresas se decidan a patrocinarlo. En el caso nuestro, tenemos un historial con Thunder Predator del que nos sentimos orgullosos”, asegura Angélica Dávila, Gerente de Mercadeo de Acer para Latinoamérica.

Cuando están cerca de un torneo, los integrantes de Predator pueden llegar a entrenar diariamente hasta 12 horas. “Algunos pueden creer que es fácil, pero no lo es.

Es un trabajo a tiempo completo que necesita total entrega, sacrificio y pasión por lo que se hace”, concluye Ku Bustios.

Deja un comentario