Guatemala figura en Manual de Ciudades Inteligentes

Manual de Ciudades Inteligentes 2.0 utiliza ejemplos de varias ciudades latinoamericanas y Guatemala figura por algunos proyectos sostenibles

El gobierno digital impacta de manera transversal los cinco principios de una ciudad inteligente: Ciudad STARTUP, Ciudad MÓVIL, Ciudad ACCESIBLE, Ciudad RESILIENTE y Ciudad TRANSPARENTE.

La Fundación Friedrich Naumann comparte seis puntos para entender cómo un gobierno digital fortalece la confianza en la ciudadanía, y la implementación de una visión a largo plazo para concretar metas inteligentes.

Después del evento, Smart Cities Summit, donde la Fundación Friedrich Naumann reunió a expertos en ingeniería, arquitectura y tecnología, tomadores de decisiones y emprendedores para presentar el “Manual de Ciudades Inteligentes 2.0”.

La actividad organizada por la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad tuvo espacio en Guatemala y en México simultáneamente.

El Manual de Ciudades Inteligentes 2.0 utiliza ejemplos de varias ciudades a nivel latinoamericano y Guatemala figura con ejemplos de proyectos sostenibles como el Tuk-Tuk Solar y TraeGuate; así como desarrollo de áreas urbanas como 4 Grados Norte y el Cinturón Ecológico a partir de los barrancos.

La Antigua Guatemala es la mejor ciudad de Centroamérica y Sudamérica

Según Marcos Martínez, el autor del manual, „los gobiernos digitales cobran un papel crucial e indispensable para impactar de manera transversal los cinco principios que hacen a una ciudad inteligente o Smart City: cultura emprendedora, movilidad urbana, accesibilidad financiera y urbanística, resiliencia y transparencia. La crisis sanitaria de Covid 19 nos mostró lo importante que es utilizar herramientas digitales y las grandes brechas que existen, pero también las increíbles oportunidades que tenemos por delante.“

Durante el Smart Cities Summit, se presentaron los seis puntos clave para entender cómo un gobierno digital fortalece la confianza en la ciudadanía, y la implementación de una visión a largo plazo para la concreción de distintas metas inteligentes:

1.- Transparencia y optimización de procesos: el gobierno digital permite realizar muchos trámites desde la comodidad de una computadora, evitando burocracia y trámites complicados, que de lo contrario se tienen que realizar presencialmente. El Internet de las Cosas optimiza procesos para brindar mejores servicios y ayudar a los usuarios a ahorrar tiempo y dinero, así como a comunicarse mejor en tiempo real con los prestadores de servicios.

2.- Limita la corrupción: dado que es difícil corromper a una computadora, es vital digitalizar los procesos de gobierno y administración pública para lograr el eficiente funcionamiento de una ciudad inteligente, generando estructuras sólidas de estado de derecho. Un gobierno digital garantiza su respeto al eliminar a burócratas que detrás de un escritorio toman decisiones discrecionales y que muchas veces participan en prácticas ilegales.

3.- Obliga a corregir deficiencias regulatorias: por ejemplo, si se busca implementar una regulación ambiental y otra urbana, a la hora de codificarlas en un software se podrá identificar en qué no funcionan o en qué se contradicen, teniendo entonces la oportunidad de corregir lo pertinente. La mejora regulatoria permite codificar todos los procesos digitales.

4.- Medición y evaluación de servicios en tiempo real: la digitalización funge como una  herramienta para medir y evaluar en tiempo real todo tipo de servicios que históricamente estaban administrados ineficientemente. Un ejemplo de ello, es que se puede calcular la cantidad de agua que se necesita enviar a ciertas zonas; cobrar este servicio de manera justa; así como darle al consumidor la información sobre cuánto está consumiendo, si tiene una fuga o si no ha pagado su cuenta a tiempo.

5.- Ahorro de dinero: un gobierno no digitalizado suele gastar sus recursos limitados de manera ineficiente, al contratar personas extra o malgastar su presupuesto comprando infraestructura, maquinaria o inmobiliario que no tiene para poder brindar un servicio. A través de herramientas digitales puede darlo mucho más puntual y con mejor calidad, sin tener que gastar de más.

6.-  Participación efectiva y responsable del ciudadano: el ciudadano puede retroalimentar de manera constante y en tiempo real a su gobierno, para comunicarle problemas, falta de servicios, etc.

Además, la organización ahora ciudadana fortalece su autonomía para que sean ellos quienes resuelvan sus problemáticas sin la ayuda del gobierno.

De esta manera, los individuos asumen su responsabilidad en la sociedad y presentan ideas para considerarlas en la toma de decisiones.

Si deseas que tu localidad utilice herramientas digitales y tecnológicas para volverse Smart, ubicar soluciones permanentes, conocer casos de éxito de distintas localidades de la región, entre otros, entra a http://redciudadesinteligentes.net/ para descargar el manual “Ciudades Inteligentes. Manual de mejores prácticas” creado por la Fundación Friedrich Naumann.

Sobre: La Fundación Friedrich Naumann para la Libertad

La Fundación Friedrich Naumann para la Libertad (FNF) es la fundación alemana para la política liberal que se crea en 1958. La labor de la Fundación se basa en la formación democrática de ciudadanos responsables, la asesoría política de líderes y el diálogo político internacional.

En 60 países alrededor del mundo, la Fundación concentra su esfuerzo en la cooperación con sus contrapartes para la creación y el impulso de estrategias que generen propuestas liberales para el desarrollo de los países en los que trabaja; propuestas que hagan énfasis en la importancia de una sociedad informada y participativa, y que promuevan el valor de la libertad, las virtudes de la democracia liberal y el respeto a los Derechos Humanos, así como a las instituciones del Estado de Derecho.

Asimismo, la FNF promueve el desarrollo sostenible de ciudades inteligentes que combine el crecimiento económico con el propósito de mejorar la calidad de vida de los individuos. https://la.fnst.org

Deja un comentario