San Martín se une a la fe y tradición de Semana Santa

San Martín se sumó a la celebración de Semana Santa y donó alimentos para los voluntarios que elaboraron las alfombras en la Avenida Reforma de la zona 10 y La Antigua Guatemala.

La alfombra más grande del mundo se realizó por primera vez en la zona 10 capitalina.

El fervor retornó a las calles de la Antigua Guatemala, con sus coloridas alfombras.
San Martín aportó los alimentos para los voluntarios, tanto de la ciudad como de La Antigua Guatemala.

San Martín, siempre unido a las tradiciones de Guatemala, y apoyando el fervor y la fe católica, se sumó a la celebración de Semana Santa con la donación de alimentos para los voluntarios que elaboraron las alfombras tanto en la Avenida Reforma de la zona 10 como las tradicionales de La Antigua Guatemala.

La primera alfombra de la Avenida Reforma fue creada para la procesión del Cristo Yacente del Templo del Calvario, conocida como la más grande que es levantada por 140 personas en cada cuadra.

La dimensión de la alfombra fue de 2 kilómetros de extensión por 3 metros de ancho.

Cientos voluntarios tanto en Guatemala como en Antigua Guatemala, quienes por mas de 5 horas trabajaron arduamente con la única intención de demostrar su agradecimiento y devoción, pudieron degustar de los alimentos proporcionados por San Martín.

Lo más relevante de la actividad fue el trabajo en equipo y en hermandad, valores con los que San Martín siempre se ha identificado.

La alfombra fue elaborada con aserrín de madera teñido de colores, con moldes de cartón en los que se plasmó la creatividad de los voluntarios.

El diseño fue libre, aunque destacaron las flores, las figuras geométricas, así como el rostro de Cristo crucificado.

Esta es la primera vez que se realiza en la Avenida Reforma, un espacio amplio para permitir mayor distanciamiento, y a la vez, reactivar el fomento de las tradiciones y costumbres de los guatemaltecos.

Presentes en La Antigua Guatemala

El mismo fervor se vivió en la antigua capital colonial, al que se avocaron cientos de feligreses para aportar su tiempo en la creación de alfombras de aserrín, que cubrieron con la imagen de Cristo en la cruz, las calles empedradas.

Además, la música y los quemadores de incienso acompañaron el recorrido procesional.

Para los residentes antigüeños el proceso de elaboración es más intrincado: primero colocan arena para nivelar el adoquín, seguido del aserrín que se ha recolectado y teñido con tonos brillantes de rojo, amarillo, azul, púrpura, verde y negro.

El pino, las flores y las plantas autóctonas también se utilizaron para la decoración y el aroma.

El arte de la fabricación de las alfombras se considera un sacrificio debido al intenso detalle y la cantidad de tiempo que se dedica a su creación.

Por ello, San Martín aportó su grano de arena en ambas actividades, para alimentar a los feligreses.

Sobre San Martín

Panadería, pastelería y restaurante que inició sus operaciones en 1974, actualmente cuenta con un equipo de más de 3,000 colaboradores y 52 tiendas en Guatemala.

Además, cuenta con 9 tiendas más en El Salvador y 1 tienda en Dallas, TX USA, en donde recientemente recibió el reconocimiento como el Mejor Brunch Uptown por el Dallas Observer.

Por medio de su programa de Responsabilidad Social Empresarial, cada tienda significa más ayuda a través “San Martín para todos”, donando diariamente panes, pasteles y galletas entre otros, a miles de niños, jóvenes y adultos de escasos recursos en Guatemala, Sacatepéquez, Quetzaltenango y El Salvador.

www.sanmartinbakery.com

Deja un comentario