Panameño Luis Martinelli Linares extraditado a EEUU por lavado de dinero

Luis Martinelli Linares, intermediario panameño en supuesto plan de soborno acusado de lavado de dinero fue extraditado a EEUU desde Guatemala.

Luis Enrique Martinelli Linares (Luis Martinelli Linares), de 39 años, ciudadano de Panamá e Italia, fue extraditado hoy desde Guatemala hacia los Estados Unidos para enfrentar una acusación presentada ante un tribunal federal en Brooklyn acusándolo a él y a su hermano, Ricardo Alberto Martinelli Linares (Ricardo Martinelli Linares), 42, ciudadano de Panamá e Italia, con delitos de lavado de dinero en relación con un plan masivo de soborno y lavado de dinero en el que involucra a Odebrecht S.A. (Odebrecht), un conglomerado mundial de construcción con sede en Brasil.

Violento narcotraficante guatemalteco recibe cadena perpetua en Texas

Él está programado para comparecer por primera vez mañana ante la Magistrada de los Estados Unidos, Marcia M. Henry, del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York.

Según los expedientes judiciales, el plan implicaba el pago de más de $700 millones en sobornos a funcionarios de gobierno, funcionarios públicos, partidos políticos y otros en Panamá y otros países alrededor del mundo para obtener y retener negocios para la compañía.

El 21 de diciembre de 2016, Odebrecht se declaró culpable en el Distrito Este de Nueva York de una acusación criminal de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas Extranjeras (FCPA), por su participación en el plan de soborno y lavado de dinero.

“La exitosa extradición de Luis Martinelli Linares demuestra el compromiso del departamento de trabajar con nuestros socios internacionales para perseguir, capturar y extraditar a quienes usan el sistema financiero de Estados Unidos para promover sus esquemas de corrupción y lavar fondos ilícitos”, dijo el fiscal general adjunto Kenneth A. Polite Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia.

“Gracias a los esfuerzos nuestros socios en la aplicación de la ley en Guatemala, Luis Martinelli Linares deberá rendir cuentas en los Estados Unidos por sus presuntos delitos”.

“La extradición de Luis Martinelli Linares al Distrito Este de Nueva York es un primer paso significativo para que rinda cuentas por supuestamente haber lavado millones de dólares en pagos de sobornos a través de cuentas bancarias en Nueva York y otros lugares”, declaró el fiscal para el Distrito Este de Nueva York, Breon Peace.

“Combatir el soborno y el lavado de dinero extraditando y enjuiciando a actores extranjeros corruptos como Martinelli es una prioridad del Departamento de Justicia”.

“Cualquier persona que facilite los pagos de sobornos a funcionarios gubernamentales contribuye a los riesgos de seguridad nacional, ya sea de manera abierta o involuntariamente, e interrumpe el sistema de libre mercado del comercio internacional”, dijo Michael J. Driscoll, director adjunto a cargo del FBI.

“El FBI utilizará todos los recursos disponibles para poner fin a este tipo de comportamiento corrupto”.

La acusación contra los Martinelli

Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares se presume en la acusación y otras presentaciones judiciales que conspiraron con otros para lavar aproximadamente $28 millones en pagos de sobornos hechos por y bajo la dirección de Odebrecht a un funcionario de alto rango en ese entonces del gobierno de Panamá, que era un pariente cercano de los acusados.

Los sindicados fueron inicialmente acusados el 27 de junio de 2020 por medio de una denuncia penal.

Los acusados fueron detenidos en el Aeropuerto Internacional la Aurora en Guatemala el 6 de julio de 2020, en cumplimiento de una solicitud de arresto provisional de los Estados Unidos cuando intentaban salir de Guatemala en un avión privado.

El 4 de febrero de 2021, Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares fueron acusados formalmente con cinco cargos.

La denuncia acusó a ambos sindicados de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y dos cargos de encubrimiento de lavado de dinero; Luis Martinelli Linares también fue acusado de dos cargos de participación en transacciones de propiedad obtenida ilícitamente.

El 17 de mayo de 2021, después de la desestimación de varios recursos preliminares, el Tribunal Quinto de Sentencia Penal de Guatemala otorgó la solicitud de Estados Unidos de extraditar a Luis Martinelli Linares.

El 21 de junio, la Sala de la Corte de Apelaciones Ramo Penal de Guatemala, confirmó el fallo del tribunal penal guatemalteco que concedía la extradición.

El 15 de octubre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala notificó a los Estados Unidos, mediante una nota diplomática, que la extradición era definitiva y Luis Martinelli Linares estaba listo para ser entregado a los Estados Unidos, dando lugar a su llegada a los Estados Unidos el 15 de noviembre.

Los Estados Unidos continúa sus esfuerzos para que Ricardo Martinelli Linares regrese a los Estados Unidos para enfrentar la justicia.

El Departamento de Justicia elogió y agradeció al Gobierno de Guatemala su asistencia en la extradición de Luis Martinelli Linares a los Estados Unidos.

La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia prestó asistencia considerable para asegurar la detención y extradición de Luis Martinelli Linares.

El Ministerio Público Federal de Brasil, el Departamento de Policía Federal, las autoridades encargadas de aplicación de la ley en Guatemala, incluyendo al Ministerio Público de Guatemala y la Unidad Especializada de Asuntos Internacionales, y las autoridades del orden público en El Salvador también proporcionaron una importante cooperación.

La Unidad Contra la Corrupción Internacional del FBI en Nueva York está investigando este caso y la División de Operaciones Internacionales del FBI, el NY-ICS, y el SWAT de Nueva York transportaron a Luis Martinelli Linares desde Guatemala a los Estados Unidos.

El abogado litigante Michael Culhane Harper de la Sección de Fraude de la División Criminal, los abogados litigantes Barbara Levy y Michael Redmann de la Sección de Lavado de Dinero y Recuperación de Activos de la División Criminal (MLARS), y la Fiscal Federal Auxiliar Alixandra E. Smith, de la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Nueva York están procesando el caso.

La Sección de Fraude es responsable de investigar y procesar todos los asuntos de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA). Puede encontrar información adicional sobre los esfuerzos del Departamento de Justicia para hacer cumplir la FCPA en www.justice.gov/criminal/fraud/fcpa.

La Iniciativa de Recuperación de Activos de la Cleptocracia en MLARS fue creada para procesar a las personas que lavan dinero y confiscar el producto de la corrupción de funcionarios extranjeros y, cuando es apropiado, utilizar esos activos recuperados para beneficiar a las personas perjudicadas por la corrupción y el abuso de poder.

Las personas que tienen información sobre posibles ingresos de corrupción extranjera ubicadas en o lavadas a través de los Estados Unidos deben contactar a la policía federal o enviar un correo electrónico a kleptocracy@usdoj.gov.

Una imputación es simplemente una acusación, y todos los acusados se presumen inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad más allá de una duda razonable en un tribunal de justicia.

Deja un comentario